9 Beneficios del drenaje linfático corporal. Tipos e indicaciones

Beneficios del drenaje linfático corporal
En este artículo descubrirás los grandes beneficios del drenaje linfático

En ocasiones, nuestro sistema linfático experimenta problemas, y sufrimos edemas e hinchazones. afortunadamente, las técnicas y beneficios del drenaje linfático promueven la circulación de la linfa, lo que ayuda a mejorar el funcionamiento del sistema.

Qué es el drenaje linfático y para qué sirve

Tipos de drenaje linfático
Existen dos tipos principales de drenaje linfático

El drenaje linfático consiste en aplicar una serie de masajes especialmente destinados a mejorar el funcionamiento del sistema linfático. Este sistema es semejante al circulatorio, en el sentido de que está compuesto por vasos, pero se encarga de trasladar los desechos generados cuando el organismo se ha nutrido. Dichos compuestos de desecho pasan por la linfa, un líquido amarillo formado por proteínas y agua, y por eso el sistema recibe el nombre de “sistema linfático”.

La linfa es filtrada en los diferentes ganglios que posee nuestro cuerpo, los cuales se localizan en las ingles, axilas, cuello, pecho y abdomen (específicamente a la altura del ombligo).

Si alguno de estos ganglios se obstruye (ya sea por una infección, desajuste hormonal o algún otro motivo), la linfa no puede ser filtrada, por lo que se producen los edemas o hinchazones. El drenaje linfático funciona como una buena terapia en estos casos.

Cómo se hace un drenaje linfático en todo el cuerpo

La forma en que se realiza el drenaje linfático puede variar ligeramente dependiendo del área que se esté tratando, y por eso se recomienda que sea impartido por un profesional en el área. Sin embargo, en líneas generales, estos masajes se realizan siguiendo algunas recomendaciones:

  • Se debe realizar con suavidad y sin dolor, hasta el punto de que el paciente debe sentir como si lo estuvieran acariciando. En este sentido, el drenaje linfático también tiene un efecto relajante.
  • Es necesario realizar movimientos repetitivos y lentos con las manos, los cuales deben ser en dirección a los vasos del sistema linfático.
  • Debe durar al menos una hora.

Es necesario destacar que, dependiendo del problema que se tratará con esta técnica, el paciente puede requerir varias sesiones.

Tipos de drenaje linfático: manual y mecánico

Drenaje linfático en casa
Descubre cómo hacer un drenaje linfático en casa

En líneas generales, existen dos métodos de drenaje linfático, los cuales se distinguen en función de la técnica que sea utilizada:

  • Drenaje manual

En estos casos, la sesión se realiza directamente sobre la piel del paciente, utilizando únicamente maniobras manuales. Sin embargo, vale la pena resaltar que algunos profesionales utilizan elementos pequeños al momento de llevar a cabo el drenaje como unas piedras, por ejemplo.

En los drenajes linfáticos manuales, el terapeuta utiliza sus propias manos, realizando movimientos lentos y suaves sobre la zona afectada. Con esto, la linfa acumulada se desplaza, lo que permite aliviar el dolor y eliminar el edema.

  • Drenaje mecánico o asistido

A diferencia del caso anterior, en el drenaje linfático mecánico se utilizan herramientas y equipos especializados en lo que llamamos drenaje linfático presoterapia secuencial. Es decir, en este tipo de drenaje ya no se utilizan únicamente las manos.

Actualmente, en el mercado es posible encontrar una amplia cantidad de modelos en equipos para esta terapia. Algunos de ellos están configurados con programas específicos que permiten regular la presión que se aplica en la zona a ser tratada.

De esta forma es posible bombear las áreas donde se encuentran los ganglios, e incluso aplicar presiones semejantes a aquellas que se aplican en un drenaje linfático manual.

Con este tipo de drenaje linfático se favorece la circulación de la linfa y el retorno venoso, por medio de un vaciamiento sanguíneo y linfático.

Masajeador de piernas

Si buscas hacer un drenaje linfático en las piernas, estos aparatos de masaje en las piernas y presoterapia son muy útiles para aplicar estas técnicas en casa. Echa un vistazo a nuestra selección de ofertas

Indicaciones y contraindicaciones

Drenaje linfático para adelgazar

Los drenajes linfáticos tienen propiedades analésicas y antiedematosas, por lo que normalmente se indica a pacientes que sufran o tengan:

  • Cicatrices.
  • Celulitis.
  • Edemas postquirúrgicos.
  • Edemas oncológicos, como los que aparecen en los casos de cáncer de mama.
  • Varices.
  • Problemas en la circulación de la sangre.
  • Edemas como consecuencia de caídas, traumatismos o golpes.
  • Retención de líquidos.

A pesar de que estos masajes están indicados para varios tipos de pacientes y aportan muchos beneficios, en algunos casos no son recomendados. Las contraindicaciones del masaje linfático son:

  • En casos de infecciones graves. En este caso, promover la circulación de la linfa puede ocasionar que la infección se propague para otras áreas del cuerpo.
  • Personas con insuficiencia cardíaca. Cuando se realizan drenajes linfáticos, el corazón hace un esfuerzo mayor. Por eso no se recomienda en personas con insuficiencia cardíaca.
  • Hipotensión arterial. Los pacientes sometidos a este tipo de mensaje experimentan una disminución de la presión arterial. Por lo tanto, no se recomienda cuando la persona sufre de hipotensión previa.
  • Inflamaciones agudas.
  • Trombosis.
  • Hipertiroidismo. Si se aplica un drenaje linfático en la glándula tiroides se puede estimular su acción, lo que puede agravar los síntomas del hipertiroidismo.
  • Asma. Pueden desencadenar una crisis de asma, mediante la estimulación del nervio neumogástrico.
  • Desnutrición.
  • Edemas linfodinámicos.
  • Dermatitis.
  • Tumores

¿Cuáles son los Beneficios del drenaje linfático?

Drenaje linfático antes y después
Las diferencias entre un drenaje linfático antes y después son evidentes

Son muchos los beneficios que puede aportar esta técnica de estimulación de la linfa. Entre los más importantes:

  • Favorece la reabsorción de líquidos por parte del organismo.
  • Permite calmar y aliviar el dolor, proporcionando un efecto sedante.
  • Disminuye los síntomas de inflamación.
  • Incrementa las defensas del cuerpo.
  • Alivia el estrés, a la que vez que proporciona un efecto relajante.
  • Favorece la circulación sanguínea.
  • Previene la aparición de arrugas y bolsas.
  • Acelera los procesos de sanación de los tejidos.
  • Previene la aparición de edemas.

¿En qué partes del cuerpo se puede aplicar?

Podemos ver los beneficios estéticos del drenaje linfático para adelgazar, para reducir abdominales, en el rostro, en piernas, en embarazadas…

Con la técnica y profesional adecuados, muchas partes de nuestro cuerpo se podrán sentir beneficiadas.

Diferencias entre el drenaje y masaje convencional

La principal diferencia entre el drenaje linfático y el masaje convencional es que, en este último, se busca incrementar el tono muscular, por lo que al momento de ejecutarse puede llegar a provocar dolor. Sin embargo, el drenaje linfático es suave, a modo de caricia, y busca fomentar la circulación de la linfa.

Cuando se aplica drenaje linfático el paciente no siente ningún tipo de dolor. Además, vale la pena destacar que para llevar a cabo esta práctica no se aplica ningún tipo de crema o aceite, cosa que sí ocurre cuando hablamos de los masajes convencionales.

¿Cuántas veces por semana se puede hacer un drenaje linfático?

Todo depende de la cantidad de líquido que acumule la persona, pero en general dos sesiones a la semana es suficiente. Recuerda que los efectos no son inmediatos, se necesita un tiempo para ver los resultados.

En definitiva, son muchos los beneficios del drenaje linfático para nuestra salud. Una técnica con muchos años de existencia que nos ayudará en múltiples dolencias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.